lunes, 8 de noviembre de 2010

Pero que guapa estoy... Tras mi sesión en spa!

Muy buenas a tod@s,


Se acerca el final de año, con el estrés que conlleva esta estación; cerrar la actividad anual en el trabajo, las compras de navidad, regalos, comidas familiares... Os vamos a recomendar una técnica infalible para relajarte y coger fuerzas para estos dos meses que se avecinan muy completitos de actividad.

Pero qué guapa estoy te recomienda que apagues el móvil por unas horas y elijas el spa que te más te guste para desconectar del mundo por un momento. No hay nada malo en dedicarse unas horas a que te mimen. A nosotras nos ha gustado mucho el Spa del Radisson Blu Hotel en pleno barrio de las letras en Madrid (www.radissonblu.com/pradohotel-madrid).
Ofrece una gran diversidad de masajes y tratamientos y lo mejor es sumergirse en la piscina termal con duchas gigantes con efecto lluvia y cromoterapia y los chorros ideales para las cervicales.
Objetivo cumplido; rejuvenecerse y oxigenar vuestro cuerpo y alma.

Spa en Madrid: Relax in the city
 
Pero si prefieres aprovechar una sesión de spa que combine el placer que ofrece un masaje con la efectividad de una técnica para tratar las zonas conflictivas del cuerpo, tu sitio es The Chi Spa (http://www.thechispa.com/).
Un centro innovador, Day Spa, que ofrece una cuidadosa selección de tratamientos de relax y de estética totalmente personalizados a base de productos de belleza de gran calidad. Este verano han arrasado con la técnica LPG, un tratamiento revolucionario que actúa sobre las grasas más rebeldes, tanto en hombres como en mujeres, cuando ya el ejercicio físico y las dietas no pueden hacer más... ¡Alivia las tensiones y carga las pilas, este es tu centro!.


Y si lo tuyo se inclina hacia lo exótico, te recomendamos Fusiom Center (http://www.fusiom.es/). Un centro donde la armonía asiática inunda los sentidos para trasportarte al paraíso. Déjate seducir por la experiencia tailandesa sobre el cuidado integral cuerpo-mente-espíritu.
Tratamiento 2Presenta una gran variedad en masajes desde relajación, cuidado de la piel, estimulación de la energía... todo combinado a base de estiramientos y presiones con los codos y antebrazos pero con el toque armónico que proporcionan los aceites y polvos de oro.


 Me alegra saber que estás todavía ahí leyendo nuestro estupendo spot de hoy, pero, ¿no va siendo hora de pedir cita en un spa?, ¡ya!! y a relajarte!!!!!


Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna......Groucho Marx  y desde que guapa estoy diríamos de un pequeño masaje
A & B

2 comentarios:

María dijo...

Ay q guay! me apetece mogollon!

Qué guapa estoy dijo...

Hola María, ya sabes la próxima vez que tengas un hueco en Madrid te tienes que escapar a un spa y sino el de la Perla en San Se. besos